COMO LIMPIAR LOS METALES EN TU CASA

ACERO
En el caso del acero será necesaria una limpieza en varias etapas.
Empezamos por limpiador jabonoso para retirar los restos de suciedad más incrustada, como las grasas en las campanas extractoras.
El siguiente paso será hacer otra limpieza de agua con bicarbonato o un paño con vinagre.
Por último, usaremos un pulverizador de agua con un poco de amoníaco y secando para abrillantar.
También he de decir que aunque yo no soy muy partidaria de limpiar con bebidas alcohólicas, hay que reconocer que un paño humedecido en ginebra (cualquier marca aunque sea barata), el acero queda estupendo.

 

PLATA
Los que tengáis en casa objetos de plata nuevos estáis de suerte, ya habréis comprobado que casi no se manchan, pues son sometidos a tratamientos especiales y en su gran mayoría la proporción de plata viene aleada con otros metales.
Pero los que tengáis plata antigua os diré que toca limpiarla a fondo una vez al mes y abrillantarla cada semana, si queréis que siempre esté brillante.
Por supuesto hay en el mercado un montón de productos especiales para ello y la verdad es que en general funcionan bien.
En cuanto a remedios caseros, los propuestos para limpiar la plata están entre los más originales, desde el ketchup, hasta la pasta de dientes, hay ideas de todo tipo. Yo creo que lo mejor es frotar con una mezcla de vinagre o limón y bicarbonato, a falta de producto específico, pero siempre podéis probar otras opciones y ver cuál es la que más os gusta.

 

OTROS METALES (COBRE, BORNCE, LATON Y CROMO)
Aunque el acero, el aluminio y la plata son los reyes indiscutibles de casi todos los hogares, los anteriormente citados también ocupan un lugar en nuestra decoración.

También existe cierta homogeneidad a la hora de escoger que productos usar para su limpieza, entre los que se encuentran el limón, el vinagre, el bicarbonato, el amoníaco disuelto en agua o el aceite de oliva, como limpiadores y abrillantadores adecuados para todos los metales. Siempre es recomendable el uso de un limpiador jabonoso antes de pasar al abrillantado, todo depende también del nivel de suciedad.

 

No os voy a negar que la limpieza de metales es “un rollo” pero su abandono implicará que el día que os pongáis manos a la obra os lleve mas tiempo. Seguro que este fin de semana que pronostican frío y lluvioso será el ideal para que frotéis vuestras lámparas de Aladino.
Con un poco de suerte hasta os concede un deseo. 
Besos a todos!!!!!!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This